Los estudios demuestran que el calostro puede detener el síndrome del intestino poroso, con su combinación única de factores inmunológicos que parecen haber sido hechos a la medida por la naturaleza como remedio contra esa enfermedad. Con factores inmunitarios que pueden matar, inhibir e impedir la reproducción de patógenos invasores que provocan las infecciones y proteger contra las toxinas. Estimula la reparación de las membranas intestinales a nivel celular. El calostro disminuye la permeabilidad intestinal e incrementa notablemente la asimilación de todos los nutrientes, también aumenta la eficacia de todos los demás suplementos que se tomen.